Las mejores técnicas para sacarse el carné de conducir

¿Preparado para sacarte el carné? No te pongas nervioso, y ten presente algunas técnicas para conducir bien.

Ya has pasado el examen teórico y ahora tu objetivo es aprobar el examen de conducir para sacarte de una vez por todas el carné de conducir. No te pongas nervioso, porque estás a punto de alcanzar uno de los objetivos de tu vida.

examen de conducir

Puede que hayas aprobado el examen teórico a la primera, y vayas a por todas en el examen práctico, pero te surgen dudas. Por otro lado, en el caso de haber tenido que presentarte una segunda vez a la prueba escrita, sólo dispones de una oportunidad en el práctico, para no tener que renovar y pagar más.

Técnicas para aprobar la práctica

En este examen tan sólo debemos demostrar que respetamos las normas de conducción y convivencia básicas. Para que lo tengas un poco más fácil para aprobar, te dejamos una serie de técnicas a tener en cuenta y a emplear.

  • Tranquilidad. Aunque es cierto que la presión en el interior del coche se hace notar, considera que se trata de una práctica más. Presta atención a las indicaciones del examinador y tómatelo todo con calma.
  • Que no te intimide la pregunta inicial. En ocasiones, el examinador antes de empezar a conducir, te hace una pregunta relacionada con la mecánica básica, o bien para identificar algún tipo de dispositivo en el coche. No te pongas nervioso y piensa la respuesta.
  • Acomódate bien. Si previamente a tu inicio del examen, ha conducido un compañero, no dudes en ajustar bien el asiento para que te sientes 100% cómodo, sin preocuparte del tiempo empleado para ello. Es recomendable que muevas también los retrovisores, para que lo tenga en cuenta el examinador.
  • Calma al volante. Es importante circular siempre que sea posible por el carril derecho y a una velocidad adecuada (no hace falta llegar a la velocidad máxima permitida), para poder satisfacer con antelación, cualquier indicación por parte del examinador.
  • Mira los retrovisores cada 10 segundos. Es importante hacerle ver al examinador que tienes en cuenta los demás usuarios de la vía. Es por ello, que recomendamos girar la cabeza para ver los retrovisores: interior, izquierdo y derecho, cada diez segundos. Obviamente, al realizar maniobras de adelantamiento o cambio de sentido, debemos mirar a través de ellos.
  • Atento a los cruces con o sin preferencia. Delante de un STOP párate al menos 5 segundos y en el caso de no conseguir una visión perfecta del carril por dónde proceden los vehículos con preferencia, realiza una doble parada: 5 segundos en cada parada. En los cruces dónde tienes preferencia circula con precaución y mostrando interés por lo que ocurre alrededor, en relación con el resto de vehículos que están circulando.
  • Un buen juego de las marchas. Uno de los aspectos más apreciado por los examinadores es que mostremos soltura con las marchas, y aunque tengamos que hacer un pequeño recorrido, es interesante alcanzar al menos la tercera marcha. A la hora de reducir correctamente con el freno y el cambio de marchas, será bien visto por parte del examinador. Incluso si circulamos en segunda y queremos poner tercera, pero nos equivocamos y ponemos quinta, si reaccionamos bien, colocando tercera de nuevo, el examinador no lo considerará como falta.

Sin duda, el examen de conducir es una experiencia única, y aunque es normal que mostremos nervios al inicio, lo importante es comportarse como lo hemos hecho en las prácticas, demostrando que tenemos una actitud correcta al volante, delante de cualquier situación.

Estas técnicas mostradas anteriormente, así como muchas otras, te ayudarán a aprobar el examen y en definitiva conseguir el tan esperado carné de conducir, pero ten presente que no por ello somos buenos conductores. Atrévete a coger el coche poco a poco y verás como los miedos irán desapareciendo, a medida que consigas confianza y experiencia.

Add Comment