Técnicas de liderazgo

Existe una serie de técnicas de liderazgo que vale la pena conocer si queremos potenciar al máximo nuestras cualidades y avanzar de la mejor forma posible en nuestro futuro profesional. Hoy vamos a analizar algunas de las más interesantes para que valoréis su adaptación en vuestro día a día.

Técnicas de liderazgo

Estudiar nuestro equipo de trabajo

Para ser unos buenos líderes es esencial que conozcamos al milímetro el comportamiento, cualidades e incluso los gestos de cada uno de los miembros de nuestro equipo de trabajo.

Deberemos analizar la forma que tiene cada uno de ellos de reaccionar dependiendo de cada caso, ya que de esta forma podremos conocer mucho mejor sus puntos fuertes y débiles, además de que siempre podremos adaptarnos a estos aspectos a la hora de tomar nuestras propias decisiones.

Por ello debemos mostrar una cierta empatía con ellos, y dar la suficiente confianza para que tengan la sensación de que pueden confiar en nosotros en todo momento, ya que esto será muy útil para saber si realmente estamos asignando las tareas de la forma correcta o es mejor cambiar la estrategia y dividir los trabajos y esfuerzos de forma indistinta.

Algo tan sencillo como preguntar directamente “¿Qué tal vas?”, “¿Te adaptas bien a este trabajo o tarea?” pueden revelarnos más de lo que imaginamos.

En el caso de que se hayan producido cambios, será esencial conocer de forma individual cómo han sido asumidos por cada uno de los miembros de nuestro equipo, averiguando si emocionalmente están preparados para adaptarse o es necesario redirigir la tónica utilizada hasta el momento e incluso volver de nuevo a técnicas anteriores.

La estimulación en el liderazgo

Por otra parte, un buen líder siempre sabrá estimular emocionalmente a su equipo. Es esencial que estemos ahí y detectemos cuando a cualquiera de los miembros se le queda grande una tarea o incluso está atravesando una etapa difícil en su vida.

En estos casos hay que saber delegar los trabajos adecuados, y quizás amoldar en cierto modo durante un tiempo de forma que puedan sentirse un verdadero equipo, que es aquel en el que todos dan el todo por sí y por los demás.

La sensación de trabajar en un equipo equilibrado es uno de los mayores alicientes para recuperar las energías y la ilusión.

Hay que demostrar también que están capacitados para ofrecer mucho más de sí mismo, y de esta forma conseguirán alcanzar metas mayores.

Por ello también analizaremos cuáles son sus metas y sus sueños, y les haremos entender que formando parte de este equipo lograrán conseguirlas mucho antes de lo que piensan. Un miembro de un equipo se sentirá muy estimulado si es consciente de que ese equipo no sólo mira por sí mismo, sino también por el futuro de cada uno de los integrantes.

Saber redirigir los errores

Aun así, tanto nosotros como líderes y nuestro equipo cometeremos errores, pero en todo momento deben ser comprendidos y siempre corregidos. Un componente esencial del liderazgo es conseguir que cuando uno de los miembros se equivoca, afronte la responsabilidad para corregir su error.

Add Comment