Técnicas para combatir el estrés laboral

Técnicas para manejar el estrés laboral

Técnicas para combatir el estrés laboral

Técnicas para combatir el estrés laboral

El trabajo es uno de los principales focos por los que en la actualidad padecemos más estrés de lo normal, razón por la cual vamos a conocer una serie de técnicas para combatir el estrés laboral, gracias a las cuales no sólo viviremos la vida más relajados sino que además también disfrutaremos al máximo tanto de nuestro tiempo libre como incluso durante las horas que estamos sentados frente a la pantalla.

¿Qué factores producen el estrés laboral?

Es normal que con el paso del tiempo poco a poco nuestros jefes o clientes vayan depositando una mayor confianza en nosotros, lo que hace que tengamos que hacer frente a una serie de responsabilidades que hacía poco no entraban dentro de nuestra agenda. Muchas veces, nuestro objetivo será el de demostrar que somos capaces de abarcar todo eso y mucho más, sin darnos cuenta de que todos tenemos un límite, y si lo superamos, no sólo no vamos a conseguir hacerlo todo, sino que lo que hagamos no estará todo lo bien que podemos y además encima nos llevaremos el premio de estar estresados.

Por esa razón es muy importante que sepamos poner límites a nuestro trabajo, y lo que no podemos permitir es que el hecho de querer abarcar más estropee la calidad de lo que ya hemos conseguido.

Por otra parte, también existe la posibilidad de que haya algún tipo de causa distinta que sea la que nos provoca el estrés laboral, como una mala relación con algún compañero o incluso el hecho de que no nos gusta a lo que nos estamos dedicando.

Sea la razón que sea es imperativo que averigüemos el origen de nuestro estrés laboral y a partir de ahí podremos atacar y reducirlo.

Cómo enfrentar el estrés laboral

Optar por una correcta organización

Muchas veces, el estrés laboral se enfoca por el hecho de que no nos organizamos de forma conveniente. Debemos tener muy claro que en el trabajo no podemos dejar nada al azar, y esto significa que en todo caso llevaremos nuestras tareas bien anotadas en una agenda de forma organizada, con lo que no tendremos que sufrir la desagradable sensación de no haber llevado a cabo determinado proceso por el hecho de habernos olvidado.

Además, aunque en realidad no hayamos olvidado nada, al no estar anotado, parece que siempre tenemos la sensación de que podemos estar olvidando algo, y eso se acaba incluyendo en la olla a presión en la que nos estamos convirtiendo.

Es importante aprender a desconectar

También es esencial que aprendamos a desconectar del trabajo, ya que muchas veces volvemos a casa con el trabajo bien hecho pero aun así seguimos dando vueltas a cómo vamos a proceder al día siguiente, qué es lo que tenemos pendiente, no sabemos si l siguiente mes vamos a tener más o menos volumen de trabajo… El caso es que queremos vivir todo antes de que ocurra, y eso evidentemente no es posible además de que no es nada sano y por supuesto no nos va a ayudar en absoluto.

Si lo que queremos es organizar el día siguiente, lo que haremos será dedicar un tiempo concreto a este proceso, pero cuando salgamos de dicho tiempo procederemos a olvidarlo todo y a liberar nuestra mente.

Add Comment