Técnicas para combatir el estrés

El estrés se presenta en la actualidad como uno de los principales enemigos para nuestra salud, ya que no sólo nos dificulta cualquier tipo de proceso, sino que además puede acabar desembocando en otros problemas mayores como puede ser la aparición de ansiedad, una enfermedad que se puede corregir como os comentábamos en el artículo de las mejores técnicas para luchar contra la ansiedad, pero que por supuesto puede condicionar nuestra vida si no actuamos a tiempo. Por ello, hoy vamos a analizar algunas de las técnicas más interesantes para combatir el estrés que estamos convencidos van a seros de mucha utilidad.

Técnicas para combatir el estrés

Aliviar la presión psicológica

El estrés se produce cuando recibimos una presión psicológica que puede ser externa o interna e incluso una combinación de ambas. Por ejemplo, si estamos trabajando y recibimos mucha presión por tener que afrontar responsabilidades que se nos quedan grandes, un trabajo excesivo, exigirnos más de la cuenta, etc. Esto hace que vayamos sucumbiendo a dicha presión e incluso pasemos a tener la sensación de que somos nosotros los que fallamos y no estamos obteniendo los resultados esperados.

Es decir, desde fuera nos están presionando, pero a la vez nosotros aumentamos esa presión y nos cargamos aún más con esa sensación que para nada va a ser positiva.

Conocer nuestros límites

Para poder organizar nuestra mente es esencial que conozcamos bien nuestros límites y no intentemos cargar con más de lo que podemos o afrontar actividades de cualquier tipo que no están pensadas para nosotros.

Muchas veces empezamos a asumir responsabilidades hasta tal punto que no podemos hacer frente a todas. Esto hace que tengamos la sensación de que no estamos rindiendo como deberíamos, por lo que la presión que ejercemos sobre nosotros mismos es aún mayor: tenemos que hacer todo lo posible por llevarlo todo para delante sin problemas.

Esto es un gran error, porque, el hecho de no poder sacar adelante todo no significa que no estemos capacitados, sino que quizás estamos asumiendo acciones o actividades que no están pensadas para nosotros.

Por ello es esencial que nos conozcamos a nosotros mismos y aprendamos dónde están nuestros límites, eligiendo en cada caso lo que mejor se adapte a cada uno de nosotros, optando incluso por cambiar de trabajo si es necesario para poder dedicarnos a la actividad que más se amolde a nuestra persona.

El que mucho abarca… no puede combatir el estrés

Pero no es sólo la actividad la que debemos elegir en función de nuestras capacidades, sino que también deberemos optar por un volumen de trabajo que podamos afrontar. Con el paso del tiempo nos iremos dando cuenta de que cada vez iremos consiguiendo llevar para delante una mayor cantidad de proyectos.

El deporte, la mejor medicina

Además, tanto el deporte como la buena alimentación son claves para poder vencer el estrés, por lo que os recomendamos a todos que, en el caso de que no prestéis la adecuada atención a estos aspectos, realicéis un cambio rotundo y comencéis a disfrutar de una fantástica nueva vida.

Add Comment