Técnicas para escribir una novela

Es posible que algunos de nuestros lectores se hayan planteado escribir una novela, algo que hasta hace pocos años era casi una utopía pero que, gracias a los avances actuales, todos y cada uno de nosotros tenemos a nuestro alcance. A continuación vamos a explicar algunas técnicas para escribir una novela que sin duda os van a ayudar a lograr vuestro objetivo de la mejor forma posible.

Técnicas para escribir una novela

La formación para escribir una novela

Hoy en día es esencial que busquemos la máxima profesionalidad posible, y para ello tenemos que prepararnos en todos los sentidos. En nuestro caso queremos escribir una novela, y aunque ya tengamos las pautas teóricas básicas, también es esencial contrastar para conseguir una voz narrativa que se adapte al tipo de novela que queremos escribir.

Para conseguirlo es esencial que dediquemos un tiempo a consultar distintas novelas ya escritas de escritores diferentes. Aunque parezca que es una pérdida de tiempo, lo cierto es que nos va a ayudar sobremanera a lograr un resultado de mucha más calidad. Por ello dedicaremos todo el tiempo que sea posible, ya sea un par de semanas si somos lectores habituales, o varios meses si no solemos leer a menudo.

La idea e historia para escribir una novela

Ahora ya podemos comenzar a plantearnos de qué queremos que vaya la novela, es decir, el tema que vamos a tratar. El haber leído novelas anteriores nos puede inspirar, pero en la medida de nuestras posibilidades deberemos buscar algo original y diferente, ya que para conseguir un buen éxito será indispensable.

Preparar un esquema con el desarrollo de la novela

Ahora ya estamos preparados para organizar un esquema con todo el desarrollo de la novela. Tendremos que introducir todos los datos que consideramos interesantes y realizar una organización cronológica para poder ir realizando el desarrollo posteriormente.

No es una buena idea escribir una novela sin tener claro todo lo que va a ocurrir, ya que de esta forma cometeríamos muchos fallos que nuestros lectores acabarían notando, y lo único que habríamos conseguido es perder el tiempo y manchar nuestro nombre como escritores, dificultando así nuestro futuro.

No obstante, algunos escritores prefieren escribir en primer lugar un manuscrito corto para guiar el esquema a través de él y posteriormente desarrollar de forma adecuada siguiendo todos los pasos.

Comenzar con el borrador

Una vez hecho el esquema ya podemos escribir el borrador. En este apartado es quizás donde tendremos que dedicar más tiempo, y difícilmente, si queremos conseguir un buen resultado, descenderemos de los 5 ó 6 meses.

Este borrador también nos sirve para averiguar la guía que vamos a llevar y por supuesto para poder enseñarle a nuestros amigos y familiares la primera idea general de la novela. En este sentido es importante que pensemos que cuanta más gente eche un vistazo a nuestro trabajo, mucho mejor.

Comenzar con las correcciones

Ahora tendremos que valorar las opiniones recibidas y comprobar todas las modificaciones que tenemos que hacer sobre el borrador. Este proceso suele ser más corto que el del borrador, pero debemos tener en cuenta que es el último, por lo que olvidaremos las prisas y corregiremos todo lo que sea necesario.

Add Comment