Técnicas para hacer pulseras

Las pulseras de la amistad son unos accesorios personales hechos a mano con distintos tipos de hilo o cordeles, para regalar y expresar nuestro afecto hacia alguien, o bien para lucir uno mismo como bandera de los gustos y preferencias individuales, ya que existen infinidad de posibilidades a la hora de hacer estas pulseras. Hoy os presentamos un pequeño tutorial en el que aprenderemos a elaborar estos adornos en el que se detallarán una serie de pasos para confeccionar las pulseras de la amistad según nuestro estilo particular.

pp

Técnicas para hacer pulseras de la amistad

Material: en primer lugar debemos asegurarnos de que contamos con todo el material necesario para hacer las pulseras de la amistad:

1) Tijeras
2) Una cuerda
3) Un cojín
4) Un alfiler de gancho

Pulsera de cuerda trenzada

Primer paso. Lo primero es coger la cuerda y dividirla en tres secciones iguales entre sí, igualarlas, y a continuación, realizar un nudo a una longitud de unos 5 centímetros por debajo de las hebras en su parte superior. Una vez hecho esto, el alfiler de gancho nos servirá para atravesar el nudo y unirlo en el cojín.

Segundo paso. Distribuye las tres cuerdas de modo que una quede en el centro y las otras los al lado derecho e izquierdo. A continuación, la hebra de la izquierda deberá ser colocada sobre la central, cayendo en la parte central de las otras dos. La hebra de la derecha irá, pues, sobre la central de manera que se quede en el medio.

Tercer paso. Este proceso deberá ser repetido hasta que las tres hebras hayan quedado trenzadas completamente. Al final, se unirá el extremo de la cuerda con un nudo. Se pueden utilizar distintos colores en cada una de las hebras que conforman la pulsera trenzada, cuya elección queda en el gusto personal.

Pulsera en espiral

Primer paso. Tomaremos la cuerda y la cortaremos en dos segmentos con la misma longitud, para después, al igual que en los pasos anteriores, las colocaremos de modo que comiencen en el mismo punto.

Segundo paso. Efectuaremos un nudo en la parte superior de la trenza, por donde meteremos el alfiler al que uniremos en el cojín.

Tercer paso. Levantaremos la cuarda de la izquierda y la posaremos sobre la otra. La ataremos en un nudo tiranto de ella por la parte inferior y otra vez a través de sí misma. El proceso será repetido de nuevo hasta que hayamos completado la pulsera. Finalmente, ataremos el extremo.

Pulsera tejido diagonal

Primer paso. En esta ocasión, cortaremos la cuerda en cuatro segmentos iguales, y al igual que en el caso anterior, las colocaremos de modo que todos comiencen en el mismo punto.

Segundo paso. Ataremos las cuatro hebras con un nudo y a continuación meteremos el alfiler por el nudo para unirlo al cojín.

Tercer paso. La distribución de las cuatro hebras se repartirá de tal modo que dos de los cabos queden en medio, y los otros dos a la izquierda y la derecha respectivamente. Estas cuatro cuerdas, serán numeradas, de izquierda a derecha, con los números 1, 2, 3 y 4, de manera que podamos referirnos a ellas en el siguiente paso.

Cuarto paso. Con la hebra 1 realizaremos un doble nudo alrededor de la línea 2, a continuación la 3 y después la 4. Hecho esto, coger la hebra 2 y efectuar el doble nudo sobre la 3 y después la 4. Con la 3 haremos el doble nudo sobre la 4, después la 1 y la 2. Esta técnica deberá ser repetida de nuevo hasta completar la pulsera. Finalmente, ataremos el extremo con un nudo.

Esperamos que hayáis disfrutado de esta serie de técnicas para realizar pulseras, una manera perfecta de sorprender con un pequeño detalle a todos tus amigos.

 

Add Comment